Fernando es parte de nuestro Círculo de Miembros; si quieres saber cómo ser uno de nosotros, visita http://lenguajecorporal40dias.com


Una de las cosas que más disfruto como Programador neuro lingüístico, es el hacer sesiones personales. En este proceso, es donde, para mí, podemos generar transformaciones más profundas y avances más veloces. En una sesión de PNL, podemos lograr enfocar las tareas, crear hábitos, sanar el pasado, cambiar creencias limitantes, descubrir y programas estrategias útiles y de éxito, curar fobias, y tantas otras cosas relacionadas a la mente humana.

Pero antes de lograr todos estos resultados maravillosos, pasamos por un proceso, un proceso que parte con lograr conectar tan profundamente con la otra persona, que este te abra su universo interno y te permita explorarlo, comprenderlo y modificarlo. A esto, le llamamos Rapport.

De alguna manera el rapport se produce cuando logramos conectar a nivel emocional y psicológico con otra persona, y se deja en evidencia a través de nuestro lenguaje y nuestra corporalidad.

¿Te has dado cuenta que cuando convives mucho tiempo con una persona, su lenguaje se empieza a parecer, como así también, los gestos e incluso la postura? En esos casos, se evidencia el rapport.

Buscamos generar Rapport para poder tomar control de la comunicación a través de la confianza que nos da el otro, y de esta manera guiarlo a los resultados que buscamos. En otras palabras, buscamos liderar la comunicación.

El Rapport se puede lograr de muchas maneras, la respiración, el lenguaje, detectar e igualar las modalidades, etc. Pero para efectos de este texto, nos enfocaremos directamente en cómo lograr rapport a través de nuestra comunicación corporal.

Postura corporal

Igualar la postura corporal es de las más sencillas de realizar. Si tu interlocutor se encuentra frente a ti con una postura corporal hacia adelante, lo igualas, si él prefiere estar posado hacia atrás tu replicas la postura. La clave para afectar el inconsciente del otro es hacerlo de una manera sutil, no brusco y no en el momento. Suelo ver vendedores igualar la postura de un cliente a sabiendas de este conocimiento, pero de una manera muy brusca y obvia. Esto, termina dando como resultado que se vea extraño y despierte la inseguridad en la otra persona, ocasionando todo lo contrario a nuestra intención original, que es conectar para liderar la comunicación.

Brazos y piernas

Este es uno de los que más se ve y se replica, si una persona esta de brazos cruzados, te cruzas de brazos. Al igual que en el punto anterior, si haces algo de una manera tan poco elegante, parecerá que quieres imitar a la otra persona, y al igual que cuando éramos pequeños y para molestar imitábamos las palabras y gestos de alguien, es precisamente, lo que resultara si imitamos de esta manera a la otra persona, la haremos sentir molesta. ¿Cuál es la clave acá entonces?, si cruza los brazos, tu cruza de una manera sutil las piernas, si él cruza las piernas, bueno, podrías entrelazar los dedos de tus manos, y de esta manera iras logrando rapport de una manera elegante.

Ritmo

Este factor suele obviarse y hasta olvidarse, incluso para quien conoce el rapport. Y a mi parecer es uno de los más efectivos para lograrlo. Imagina que el ritmo de la conversación y de los movimientos corporales de tu interlocutor son acelerados y tu estas con un ritmo más bien pausado, probablemente no conecten. Es probable que lo que queramos hacer, es calmar a la otra persona. Pero aquí lo que conviene es igualar su ritmo, para luego liderar la comunicación. Como ya tendremos rapport, ahora vamos bajando la intensidad de nuestros movimientos y eso ira ocurriendo en nuestro interlocutor, hasta que lo llevemos al terreno y ritmo que deseamos.

Manos

Si observas a una persona conversar, veras que tiene ciertos movimientos en sus manos para expresar la comunicación. Por ejemplo, hay un grupo importante de personas que cuando te habla de tiempo se refiere al pasado apuntando hacia la izquierda y al futuro a su derecha. Como así lo tiene estructurado en su cabeza. Conviene entonces, dirigirse a los mismos lugares que él lo hace, cuando nosotros nos expresemos. Entonces, si nosotros estuviéramos de frente y él se refiere al futuro a su derecha, pues entonces cuando nos refiramos al futuro para nosotros será nuestra izquierda. Recuerda, nosotros somos los que lideramos, por lo tanto, nosotros igualamos y luego guiamos.

Ojos

Las claves de acceso ocular se vuelven útiles en este caso. Y es que los ojos nos dan información de a que modalidad (visual, auditivo o kinestésico) está accediendo nuestro interlocutor, y esa información la podemos ocupar a nuestro favor. En general de las personas cuando visualizan imágenes en su mente, miran hacia arriba. Siendo este el caso, cuando quieras hablarles de imágenes, pues las ubicas con tus manos en ese lugar. Y si eres mejor observando te darás cuenta que las imágenes negativas las personas sueñen ubicarlas todas en un mismo lugar , como así, las imágenes positivas la ubicaran en otro, muy probablemente, en el contrario. Adivina dónde tienes que ir dirigiéndote si quieras generar un rapport positivo.

Como veras, aprender a generar Rapport nos puede ser de mucha ayuda en cualquier situación comunicativa, ya sea una terapia, una venta, seducción o simplemente una conversación de amigos. Y el lenguaje corporal se vuelve una herramienta de suma importancia para lograrlo.

Así que te recomiendo, ir practicando tu rapport e ir dándote cuenta como podrás ir conectando cada vez mejor con tu interlocutor y por lo tanto, ir entregando de mejor forma tu mensaje.

Fernando Pérez Rojas Licensed Practitioner NLP


Fernando es parte de nuestro Círculo de Miembros; si quieres saber cómo ser uno de nosotros, visita http://lenguajecorporal40dias.com

Suscríbase a nuestras lecciones gratuitas y descargue nuestro ebook: "100+ tips de Comunicación No Verbal":