Te presento a David, uno de nuestros investigadores de campo.

(David no es su nombre, ni tampoco podemos revelar su identidad). Es uno de los integrantes de nuestro Departamento de Investigaciones, y su trabajo es… digamos, divertido.

Tal y como lo expresa el titular, su trabajo es infiltrarse en empresas.

Pero no creas que es ilegal o algo así; en realidad es parte de nuestra consultoría empresarial. Nos contratan para investigar al personal, y uno o varios de nuestros investigadores de campo aparecen un día, quizá como pasantes, quizá como trabajadores temporales, desarrollando entrevistas al personal… pero en realidad perfilan y analizan a los empleados.

Empleados que por supuesto, no están al tanto de la verdadera tarea de David ni de sus colegas.

Sé que puede sonar incómodo, pero te sentirás más tranquilo si comprendes que lo hacemos para…

– Detectar personalidades tóxicas
– Prevenir fraudes o estafas
– Detectar bullying de cualquier índole
– Identificar perfiles de psicopatía o sociopatía
– Cualquier otro tipo de conflicto humano que pueda resultar en problema futuro.

En otras palabras, lo hacemos para que los empleados estén más tranquilos y seguros.

Lo que no he mencionado aquí, es el conflicto con el potencial más fuerte de desestabilizar una empresa, y con las consecuencias más graves a largo plazo:

Los amoríos secretos.

Puede parecer insólito, pero un amorío secreto en una empresa tiene un potencial destructivo tremendo (Inclusive más que trabajar en un ambiente tóxico o con un psicópata).

La diferencia radica en que un amorío es más difícil de ‘resolver’, mientras más grave sea el conflicto de intereses implicado.

La razón es fácil de imaginar pero difícil de digerir: cuando se interponen los sentimientos como la atracción y los celos, y se combinan con personalidades obsesivas o incluso sociopáticas, tienes el coctel perfecto para desestabilizar a un departamento completo, o incluso a toda la empresa si hablamos de alta directiva.

Por eso es tan crucial el poder determinar este tipo de nexos ocultos.

Algunas personas, por ejemplo, tienen cierta habilidad para detectar amoríos prácticamente a simple vista. Otras, con el entrenamiento correcto, se desempeñan muy bien como analistas del comportamiento en la misma área.

Éste es, actualmente, uno de nuestros cargos más solicitados.

¿Consideras que cuentas con esa habilidad? ¿Podrías desarrollarla para convertirla en una profesión?

Si es así, podrías unirte a nuestro equipo: https://knesix.institute/diplomado

Cualquier pregunta que tengas, ya sabes dónde encontrarme.

Mucho éxito,

Jesús Enrique Rosas – Director, Knesix Institute.

Suscríbete a nuestras lecciones diarias y descarga nuestro ebook: "100+ tips de Comunicación No Verbal":