Por qué la mayoría de las personas se conforman con la mediocridad

  • Por que las personas se conforman con la mediocridad
Por en la categoría Emprendimiento
compartido 289 veces

“Es muy solitario allá arriba; el 99% de las personas están seguras de que no son capaces de alcanzar grandes cosas, por lo que apuntan a lo mediocre. Lo que ocurre entonces, es que el nivel de competitividad para las metas ‘realistas’ se dispara, paradójicamente haciéndolas mucho más difíciles de alcanzar” – Tim Ferris

Es una realidad difícil de aceptar pero no por eso menos cierta: la mayoría de las personas nunca serán verdaderamente exitosas.

El magnetismo de la mediocridad es demasiado fuerte. Como dijo David Schwartz, “Todo lo que te rodea está tratando de empujarte hacia el conformismo”.

Y la mayoría no logra escapar a esa fuerza, pues está enfocada en “ganarle al de al lado”, usualmente a través de la manipulación o el engaño. Como resultado, quedan luchando permanentemente por las sobras de ese 99% que les rodea.

Esto no tiene por qué ser así.

Una vida construida sobre tus sueños más grandes – La independencia financiera en un 100%, ser tu propio jefe, viajar alrededor del mundo con tu familia, lo que sea… está a tu alcance, si sabes dónde comenzar.

Pero la mayoría de las personas nunca abandonarán la seguridad de mantenerse dentro del rebaño.

La mayoría de las personas no están dispuestas a fracasar.

“Solo podemos ser realmente exitosos en las cosas en las que estamos dispuestos a fracasar”Mark Manson

La mayoría de las personas odian al fracaso. Le huyen.

En sus propios ojos, si no tienen habilidades ‘innatas’ para algo, asumen que son ellos los que no sirven para eso. dado que su autoestima está atada a su desempeño, cualquier fracaso es prueba de que no son lo suficientemente buenos.

Pero ésta es exactamente la razón por la cual permanecen en la mediocridad. Si no están dispuestos a fracasar, no son capaces de aprender de sus errores. Si nunca aprenden, nunca crecerán ni se desarrollarán en algo más.

 


¿Quieres una fórmula para el éxito? en realidad es bastante simple; duplica tu tasa de fracasos. Puedes pensar que el fracaso es el enemigo del éxito, pero no es así. El fracaso puede desalentarte o puedes aprender de él, así que ve y fracasa. Fracasa tanto como puedas; recuerda que allí es donde encontrarás el éxito. – Thomas J. Watson


 

Si no estás dispuesto a fracasar, tienes la garantía de que nunca saldrás del promedio.

Si quieres volverte una versión extraordinaria de ti mismo, debes estar dispuesto a fracasar… y mucho.

El fracaso te da humildad. Desarrolla tu carácter. Te ayuda a reírte de tus errores y no tomarte las cosas tan en serio. Como una planta que mueven de las sombras y hacia la luz del sol, tu crecimiento se multiplicará diez veces.

Cuando le temes al fracaso y al rechazo, tu trabajo y todo lo que produces es realizado pensando en evitar esos tragos amargos; cuando haces la cosas así, lo que haces tiende a ser ‘normal’ y ‘promedio’.

Tratando de complacer a todos, no emocionas a ninguno.

Benjamin Hardy lo puso bien claro: “No busques alabanzas; busca la crítica.”

Si asumes que el fracaso es una posibilidad cotidiana, te abres a un éxito tremendo como nunca antes.

 

La mediocre mayoría no valora el aprendizaje.

La mayoría de las personas prefieren entretenerse o matar tiempo antes que aprender y crecer.

No es algo que sorprenda; aprender es difícil. Ir a clases, desarrollarte por tu cuenta y apestar durante meses, no es nada divertido.

En las palabras de Hal Elrod: “La repetición puede ser aburrida o tediosa, y por eso es que tan pocas personas terminan perfeccionando alguna habilidad”.

Éstas son grandes noticias para el resto de nosotros; Darren Hardy, emprendedor ultra-exitoso, una vez afirmó que le gusta cuando algo es difícil, pues eso significa que la mayoría de las personas nunca lo intentarán, siquiera. La competencia siempre será escasa.

Priorizar el aprendizaje y la autoformación puede que sea nuevo para ti, pero comprende esto:

  • Por cada día que lees un libro, millones de personas no lo hicieron.
  • Por cada mañana que te levantas temprano para crear y producir, millones de personas se quedan durmiendo hasta tarde.
  • Por cada día que sigues intentándolo, millones de otros se rinden.

Irónicamente, la competencia más fuerte es para los premios del segundo lugar.

Una vez que le das la prioridad a aprender, comienzas a ver el 1% de oportunidades que verdaderamente pueden cambiarte la vida. Lo más importante… ¡Estas oportunidades tienen mucha menos competencia!

La mayoría de las personas seguirán peleándose por sobras con la ‘mayoría mediocre’. Ése es un juego en el que no quieres participar.

En vez de eso, renuncia definitivamente a ese juego. Abandona a la masa. Escoge el aprendizaje sobre el entretenimiento y la distracción.

“Las personas ordinarias escogen buscan entretenimiento. Las personas extraordinarias buscan educación y aprendizaje”.

 

Los ganadores actúan como ganadores… aún antes de convertirse en ganadores.

Muy dentro de sí, la mayoría de las personas no cree que tenga lo necesario para ser extraordinario. Por supuesto, es una profecía que se cumple sola… si no crees que puedes, ¡De seguro que no podrás!

Pierdes el tiempo persiguiendo títulos y dinero. Lo que debes buscar es experiencia y transformación.

Las personas son infelices principalmente porque están confundidas sobre lo que tiene verdadero valor.

Los títulos ya no importan mucho en esta época. Cualquiera puede ser un ‘experto’ o un ‘CEO’, o cualquier otra cosa. Si lo único que buscas son títulos y dinero, te garantizo que al final de esa carrera te sentirás vacío y triste.

Las metas más importantes que debes tener, es el aprendizaje por experiencia y la transformación personal.

Si te pasas la vida persiguiendo al éxito, éste va a eludirte constantemente. En las palabras de Víctor Frankl: “El éxito, como la felicidad, no puede perseguirse; debe sobrevenir”.

Pero si te propones como prioridad la transformación personal y el vivir constantemente experiencias que cambien tus paradigmas, el éxito te perseguirá a ti como si fueses un imán.

Olvida los títulos y el tratar de impresionar a los demás. Enfócate en convertirte en una persona que estés increíblemente orgulloso de ser.

Una pregunta para terminar:

¿Pasas más tiempo celoso de los demás, que trabajando para tener éxito?

Cada momento que pasas envidiando a los demás, es un momento perdido; simplemente no tienes tiempo de estar celoso; enfócate en ti, aprende todo lo que puedas. Fracasa, descubre qué es lo que funciona.

No olvides que todos estamos en este proceso de aprendizaje y superación, y que tienes a tu disposición nuestro campus virtual para formarte en las áreas que necesitas para alcanzar tu visión.

2017-11-27T11:58:56+00:00