Usa los 7 gestos de poder y domina cualquier conversación

¿Te has preguntado alguna vez cómo actúa una gente poderosa? En lo personal, yo era muy tímido y fácilmente manipulable por personas que, simplemente por tener cargos altos o posiciones superiores a mí, los consideraba avatares de Poder.   Nada más alejado de la realidad; todas las personas somos inseguras por nuestra crianza y lo reflejamos por igual en la adultez.

El verdadero poder, ese anhelo de todo ser humano más allá del simple éxito profesional, el dinero o el sexo, es una fuerza palpable que permea nuestras vidas en todo momento.  Lo utilizamos innumerables veces a lo largo del día, y principalmente cuando estamos buscando seducir a los demás para que hagan lo que nosotros queremos.  No tiene que ver con manipulación, coerción, autoritarismo o chantaje; es la fuerza misma en su estado más puro, con el cual quebramos voluntades y ganamos seguidores y admiradores.

El poder no es algo con lo que se nace; el poder se estudia y practica igual que cualquier otra disciplina, solo que los beneficios de su desarrollo a largo plazo son incalculables.  Lamentablemente, hay personas que creen que teniendo un cargo alto en una empresa o en el gobierno, tienen EL poder.  Y no es así;  que seas el directivo de una transnacional no significa que tengas la amalgama correcta de liderazgo, malicia, coraje y carisma para meterte a la gente en el bolsillo.

¿Cuáles son los gestos y actitudes que caracterizan a las verdaderas personas de poder? podemos resumirlos así:

#7. Entrecejo relajado

Cuando estás al mando no existe preocupación que pueda sacarte de tu centro ¿Cómo podrías entonces tener un entrecejo arrugado? Según Paul Ekman, las emociones positivas derivadas de la alegría y la tranquilidad permiten a los músculos del ceño relajarse por completo.  En cambio, si sentimos rabia, miedo, tristeza o sorpresa, el entrecejo se contraerá.

#6. Contacto visual franco e interesado

Las personas que no tienen nada que perder no tienen reparo en ver directo a la cara.  No le temen al rechazo a las miradas ajenas.  ¿Y tú?

#5. Respiración constante en todo momento

El verdadero poder hace de la ofuscación un concepto olvidado;  no hay nada que nos pueda irritar o afectar.  Siempre respiraremos igual, aún cuando nos den malas noticias… pues tendremos la sangre y cabeza frías para buscar una solución de manera racional.

#4. Manos y dedos relajados

Olvídense de los puños cerrados y las resultantes palmas sudorosas.  Eviten las microcaricias de dedo a dedo, Y por sobre todas las cosas, ¡Mantengan el teléfono celular a raya!  Estar siempre “pasando mensajes” es contraproducente para la imagen del líder.

#3. Talones pegados al piso, sin tamborilear

El movimiento de “alta frecuencia” que ostentan las personas nerviosas no sólo es molesto para los demás, sino que delata fallas en la concentración o graves ataques de ansiedad.  Una persona que no puede controlar sus pataleos y tamborileos con pies, manos y dedos es una persona fácilmente seducible.

#2. Saluda a todos por igual

Un error gravísimo de las personas es “sólo saludar a quienes nos conviene”, lo cual es absurdo.  Saluda a extraños como si los conocieras; Generalmente estas personas creerán que te han olvidado y, por cortesía, te saludarán igual.   A los ojos del mundo, parecerá que conoces a mucha gente, condición clásica en una figura de poder.

#1. Nunca te toques la cara de manera casual

A menos que tengamos la cara apoyada en una mano en evidente postura analítica, nunca te lleves las manos a la cara para rascarte o tocarte levemente; estos movimientos sólo se traducen en inseguridad.

Suscríbete y descarga gratis nuestro ebook "100+ Tips de Comunicación No Verbal"

* es requerido
2018-08-31T12:02:12+00:00