5 frases que tu pareja puede usar para manipularte (Y cómo reaccionar en cada caso)

  • frases que usa tu pareja para manipularte

La habilidad más notoria de todo manipulador es forzarte a actuar de acuerdo a sus caprichos; pero para lograrlo, primero tiene que neutralizar tu voluntad y tu autoconfianza.

¿Cómo logra esto? usa frases que están dirigidas a hacerte dudar de tus propios razonamientos. Aún cuando tienes la certeza de que te está haciendo daño, es capaz de poner a prueba tu seguridad y hasta tu cordura.

Estas frases no solo son agresivas verbal y psicológicamente (sin tener que recurrir a levantar la voz), sino que también son ambiguas; el ataque está destinado a confundirte y creer que eres tú quien está exagerando o tergiversado la situación.

 

1. “Estás malinterpretando lo que estoy diciendo”.

Ésta es una frase muy común que un manipulador pronunciará cuando le atrapes diciendo una mentira o escondiendo algo. Cuando esto ocurre, su primera reacción es afirmar que el problema eres tú al no entenderle.

¿Cuál es tu primera reacción? como cualquier ser humano, vuelves la atención hacia ti para ‘re-asegurarte’ de tu interpretación de la situación. Al hacer esto, te produces un pequeño germen de duda (a menos que el argumento del manipulador sea flagrante), y además le das tiempo para pensar en cómo disfrazar lo que ha dicho.

Debes recordar que los manipuladores se especializan en crearte emociones negativas; más aún, se alegran cuando causan confusión en los demás.

¿Cómo reaccionar ante esta frase? Responde así: “Entonces explícamelo tú con todos los detalles”. El obligarle a extender un argumento sin bases, le costará y propiciarás que se contradiga.

 

2. “¡Estás siendo irracional / ilógica / loco, (etc.)!”

Esta frase generalmente viene acompañada de negar con la cabeza y tratar de abandonar la discusión, como diciendo corporalmente ‘no tiene caso hablar contigo’. Esto, por supuesto, te enfadará y terminarás actuando como el manipulador quiere.

Éste es un ataque directo a tu capacidad de razonar; te está diciendo a la cara que tú eres la persona inestable. Fíjate que los adjetivos irracional ilógico son ambiguos; puedes estar diciéndole que le viste en un sitio (Un argumento que no permite discusión), y usará esa frase para confundirte.

¿Cómo reaccionar ante esta frase? Responde: “¿Y cuál sería tu versión lógica de lo que pasó?”. Nuevamente, le estás obligando a hablar. Si te responde “No sé”, entonces no había forma de que te juzgara irracional a ti en un principio.

 

3. “Eres demasiado sensible”

No, no lo eres; eres un ser humano, y como tal no puede pretender que reacciones plácidamente ante alguien que quiere aprovecharse de tu buena voluntad.

Aún cuando uno sí sea sensible, no hay nada de malo en eso. Desafortunadamente, las personas sensibles son las que más fácilmente ceden ante la manipulación, al ser más propensas a sentir culpa por lo que ocurre, y más en una relación.

El ser sensible tiene un punto fuerte y débil a la vez: el poder de la introspección para evaluar los propios actos. Si bien esta habilidad es clave para superarse, también puede ser usada por un manipulador y obligarte a buscar dentro de ti la responsabilidad y la causa del conflicto.

¿Cómo reaccionar ante esta frase? puedes responder: “¿Y eso qué tiene que ver con esto?” nuevamente, estás obligándole a justificar lo que dice. Y si vuelve a afirmarlo, puedes cruzarte de brazos y contestar: “Aún no sé qué tiene que ver todo esto con que yo sea sensible”.

Es una forma de ‘Hacerse el loco’ para sacar de sus casillas a quien te quiera manipular.

 

4. “No me gusta el drama”

Totalmente falso; le encanta el drama. Pero no precisamente demostrarlo, sino más bien aparentar calma y cordura mientras te saca a ti de quicio. ¿Verse ecuánime mientras tú pierdes el control? ése es su deporte favorito.

Éste es un ataque indirecto en el que una vez más busca dirigir tu atención hacia tu interior, tratando de verificar si efectivamente tú estás haciendo un ‘drama’.

¿Cómo reaccionar ante esta frase? puedes decirle: “Drama es esconder la realidad. Yo no tengo nada que esconder”. Respondes con un contraataque indirecto; insinúas que el manipulador sí tiene algo que esconder.

 

5. “Estás pensándolo demasiado”

¿Por qué no se pondrá de acuerdo? incluso es posible que te diga esta frase a menos de cinco minutos después de haberte dicho que estás actuando de forma ilógica; ya sabes que solo busca confundirte.

¿Cómo reaccionar? quizá lo adivines; puedes decirle “Estoy pensando en todo lo que no me has querido decir”.

Es inútil tratar de buscarle sentido a un manipulador, pues la manipulación no es un comportamiento racional. Aún más, es anormal y extremadamente hiriente. En pocas palabras, una persona que realmente ama a otra no la somete a estas perversas actitudes.

Si eres una persona que es sometida a manipulación, probablemente te sientes herida y llena de dudas; comienza por comprender y creer que no hay nada malo en tus actos.

Es importante poder detectar las contradicciones en el rostro.

Un manipulador no solo se delata por sus palabras; también sus microexpresiones son claves para poder detectar sus contradicciones. Ten en cuenta nuestro Método Knesix de Análisis Facial para adquirir la habilidad de descifrar en su rostro todo lo que trata de ocultarte.

Si te fue útil, ¿Me ayudas a compartirlo?

2018-01-20T09:06:03+00:00