La fórmula secreta del Aprendizaje (Que nunca se molestaron en enseñarte)

  • El secreto para aprender cualquier cosa

El ganador del premio Nobel, Richard Feynman, comprendía la diferencia entre “saber algo” y “saber el nombre de algo”, y es una de las razones más importantes de su éxito.

Feynman descubrió una fórmula que le aseguraba poder entender algo mejor que cualquier otra persona. Se le conoce como la Técnica Feynman y te ayudará a aprender cualquier cosa más rápido y mejor. No importa el tema; la técnica Feynman funciona para cualquier área, y lo mejor de todo es que es muy sencilla de implementar.

Paso 1: Enséñaselo a un niño

Saca una hoja de papel en blanco y escribe el tema que quieras aprender en la parte de arriba. Escribe lo que sepas como si se lo estuvieses enseñando a un niño, uno de 8 años con el vocabulario y la capacidad de atención justas para comprender conceptos básicos y las relaciones entre ellos.

Todos tendemos a usar un vocabulario complejo cuando no comprendemos algo lo suficientemente bien. Nos estamos engañando a nosotros mismos; si no podemos expresar lo que sabemos en términos coloquiales, no hacemos más que disfrazar nuestra propia ignorancia.

Cuando escribes una idea desde el principio hasta el fin en un lenguaje tan sencillo que un niño sea capaz de entender, te obligas a comprender el concepto a un nivel más profundo y simplificar las conexiones entre las ideas. Si te cuesta, te darás cuenta de los vacíos y lagunas que existen en tus conocimientos. Esa tensión es excelente: te indica exactamente qué es lo que te hace falta aprender.

Paso 2: Revisar

En el primer paso, inevitablemente encontraste ‘huecos’ en tu conocimiento en donde olvidabas algo importante, no eras capaz de explicarlo o simplemente tenías dificultad conectando un concepto importante a otro.

Esta retroalimentación es invaluable pues acabas de descubrir los límites de tu conocimiento. Ser competente es conocer el límite de tus habilidades, y ¡Acabas de identificar uno de esos límites!

Aquí es donde comienza tu aprendizaje.

Ahora sabes dónde te quedaste atorado, así que regresa a la fuente y vuelve a repasar hasta que puedas explicarlo en términos básicos.

Identificar los límites de tu conocimiento también reduce los errores que puedas cometer e incrementa tus probabilidades de éxito cuando apliques el conocimiento.

Paso 3: Organiza y Simplifica

En este punto deberías tener un montón de notas manuscritas. Revísalas para asegurarte de que no se ha colado ningún tipo de término científico; ahora, organízala en una historia sencilla que fluya de un punto a otro.

Léelas en voz alta; si la explicación no es sencilla o suena confusa, es un buen indicador de que tu comprensión de esa área necesita algo de trabajo.

Paso 4 (Opcional): Transmite

Si realmente quieres estar seguro de tu comprensión, ponla a prueba con alguien (Preferiblemente que no sepa nada del tema… o mejor aún, un niño de 8 años). La prueba máxima de tu conocimiento es tu capacidad de de transmitirlo a alguien más.

 

(Solo por pocos días) Descarga gratis "100+ Tips de Comunicación No Verbal"

* es requerido

Sí, quiero desarrollar mis habilidades en lenguaje corporal y persuasión a través de emails diarios, así como promociones sobre cursos del tema.

2018-12-04T12:37:00+00:00