Cómo identificar una sonrisa verdadera

  • Cómo detectar una sonrisa verdadera

Mucho se ha hablado de la sonrisa; se le cataloga como la demostración física más utilizada y mejor identificable, protagonista de las emociones más positivas: Alegría, regocijo, felicidad, empatía… ¡Me quedo corto al tratar de enumerarlas!

Pero de seguro lo que no sabías es que la sonrisa, a diferencia de todas las demás expresiones faciales, tiene una muy popular versión ‘diplomática’; es decir, una sonrisa forzada a propósito. Podríamos aventurarnos a afirmar que no es tan común ‘aparentar’ enojo, tristeza e incluso asombro… Y sin embargo a diario sonreímos constantemente sin ‘sentir’ las emociones que acompañan a esta expresión.

detectar una sonrisa verdadera

A diario te relacionas con un sinnúmero de personas que te sonríen, aunque algunas sonrisas sean más cautivadoras que otras. Tú me dirás, ¡Pero… una sonrisa es una sonrisa…! Y no es así; al igual que puedes distinguir la interpretación musical de un aficionado y la de un virtuoso, deberías tener la capacidad de separar las sonrisas auténticas de las falsas.

1. La sonrisa auténtica:

la verdadera sonrisa tiene apenas dos variables presentes: se exponen los dientes superiores y se entornan los ojos debido a la elevación de los pómulos. En ocasiones la presión sobre los lacrimales es tal que podemos llegar a “llorar” de la risa.

sonrisa2

2. La sonrisa falsa:

muchas veces ves una boca sonriendo inequívocamente… Pero los ojos no la siguen; se mantienen como extraviados o fuera de lugar, y es que la ausencia de su “entornamiento” sólo indica que estamos forzando una sonrisa diplomática, sin emoción.

sonrisa1

3. La ‘no-sonrisa’ asimétrica:

le llamo no-sonrisa porque… Bueno, no es una sonrisa; aún así, el ojo no entrenado es susceptible de confundirla. Sólo una de las comisuras de los labios se tensa, presentándose una mueca unilateral. Esto no es sonreír, ni siquiera es un intento de ser empático… Es una expresión clásica de desdén o desprecio.

sonrisa3

¿Qué te parece? la próxima vez que tengas que sonreír “diplomáticamente”, ¡Asegúrate de que tu interlocutor vea una sonrisa emotiva, auténtica! Y para detectar emociones compuestas (Como al mezclar alegría y sorpresa), te recomiendo cursar nuestro Posgrado en Microexpresiones.

Si te fue útil, ¿Me ayudas a compartirlo?

2017-01-28T17:48:19+00:00

About the autor:

Jesús Enrique Rosas
Coordinador de Investigación y Desarrollo del Knesix Institute, actualmente en España. Áreas de estudio: Economía del Comportamiento, Cognición Corpórea y Modelos Mentales. Para conferencias y consultas, escríbeme a contacto@lenguajecorporal.org