Albert Mehrabian y el mito más grande del lenguaje corporal:

Allá por el año de 1967, el profesor Albert Mehrabian de la UCLA realizó una de las investigaciones sobre comunicación no verbal más famosas de la historia.  Su objetivo era claro: medir la importancia de la expresión facial y el tono de voz cuando nos comunicamos verbalmente;  su trabajo arrojó resultados que aún hoy resuenan con fuerza.  Habrán oído hablar de que la palabra hablada contiene sólo un 7% del significado en la comunicación, que el paralenguaje (la entonación y la pronunciación) se encarga de un 38% y las expresiones faciales, nada menos que un aplastante 55%.

¿Impresionante, verdad? yo mismo estimaba un porcentaje mucho mayor al verbo, pues por algo lo hemos desarrollado por miles de años (y de algo nos ha servido); y quizá no estaba tan lejos mi aproximación, pues cuando entiendan en qué consistió realmente la investigación de Mehrabian podrán sacar ustedes mismos conclusiones más apegadas a la realidad:

El proyecto consistía en pedirle a una persona que dijera una palabra (Leyeron bien, UNA palabra), como por ejemplo “Querido” “Terrible”, y un observador tenía que determinar la relevancia semántica (qué significa la palabra per se) y si el tono de voz y la expresión facial era importante para enfatizarlo.  Suena bastante sencillo… y aún más cuando descubrimos una serie de características que lo bajan del pedestal dramáticamente:

– Con frecuencia se afirma que el resultado del test arrojó un 55% para el lenguaje corporal, lo cual es erróneo, pues en ningún momento se estudió la postura o kinésica de los participantes.   Ese 55% aplica sólo para las expresiones faciales.

– El análisis sólo implicaba un espectro de emociones “positivas” y “negativas”, ni siquiera una matriz de emociones diversas (como la propuesta por Paul Ekman).

– Al ser una sola palabra a la vez, la semántica del contexto era inexistente; este último es importantísimo en la comunicación verbal, pues -por ejemplo- no tenemos ningún  problema  para identificar el sarcasmo cuando leemos un libro.

– Los resultados aplican sólo para las mujeres, pues ningún hombre participó en el estudio.

– Y por si fuera poco, ¡El propio Albert Mehrabian ha aclarado todos estos puntos muchas veces! En más de una ocasión, ha desmentido que la regla del “7-38-55″ sea universal y concluyente, pues el espectro de la investigación, como pueden ustedes ver, era bastante limitado.

Es fácil pensar que tales porcentajes son muy atractivos para los “especialistas” en imagen y lenguaje corporal… y que son el enganche perfecto para el inicio de una charla, ¡O quizá un libro…! Pero no son tan espectaculares como los quieren hacer ver.  Por eso lo llamo el “Mito del lenguaje corporal”.

(Solo por pocos días) Descarga gratis "100+ Tips de Comunicación No Verbal"

* es requerido

Sí, quiero desarrollar mis habilidades en lenguaje corporal y persuasión a través de emails diarios, así como promociones sobre cursos del tema.

2018-05-25T18:25:13+00:00