He tenido la gran satisfacción de poder acompañar a varios equipos a nivel organizacional a lograr una mejor versión de sí mismos y mejorar de forma significativa algunas competencias importantes desde el ser para llegar a un mejor hacer, donde el resultado final del acompañamiento es un mejor clima laboral y un incremento en la productividad.

Esta introducción que te hago, es para contarte en pocas palabras que a esto me dedico la gran parte de mi vida en su día a día y por lo cual me siento bendecida, más te quiero compartir y contarte 5 momentos para mi mágicos que hacen que valga la pena años atrás haber tomado esta decisión de dedicarme a esta bella labor.

Los acompañamientos son por medio de talleres y conferencias de temas específicos de necesidad de cada organización.

 

El momento de la verdad

Comenzare contándote que antes de iniciar cada una de mis intervenciones realizo una gestión emocional privada solo conmigo, preferiblemente en un lugar donde pueda respirar profundo empuñar mis manos y gesticular un sí desde el alma con una amplia sonrisa pidiéndole al espíritu santo (soy creyente) que me ilumine y deje una semilla en los corazones que me esperan afuera (preferible si tengo un espejo donde pueda verme y darme esa fuerza con mi lenguaje corporal)…

Al salir cuido mucho que mi postura corporal vaya al unísono con toda la coherencia de lo que voy a transmitir con mi voz, camino erguida, segura, con mi rostro sonriente y mirando a los ojos de las personas con las que me cruzo en el camino, con mis brazos y manos prestas al saludo y así al llegar al escenario y tomar el micrófono ya he comenzado una vinculación con los asistentes que se ira convirtiendo en un rapport…

Comienza la magia con el público

Como te lo prometí al comenzar, te compartiré cuales son a mi pensar y con la experiencia esos momentos mágicos en un escenario que te hacen sentir que vale la pena esta profesión de facilitador, conferencista, Coach o cualquier profesión donde se tenga la oportunidad de estar frente a un público:

1. La calibración del público

Al tú iniciar, realizas el paneo general y te puedes dar cuenta con las posturas corporales, con los gestos, la forma de sentarse, las miradas, como está la emoción en el ambiente, es allí donde viene una habilidad especial o momento mágico de vinculación donde decides tu primer paso…Si el ambiente esta extremadamente alegre puedes acudir a la reflexión y bajar un poco el tono para cautivar atención o si por el contrario esta tenso o pesado por ejemplo porque son las 2 pm luego de un almuerzo abundante decides hacer movimiento y activar la atención y conciencia…es aquí donde cautivas la atención y vas observando focos de atención de las personas que ya te motivan a seguir al otro paso…

2. Seleccionar Aliados

Puede que en el público ya conozcas algunas personas, sin embargo a mí me da mucho resultado cuando ubico en los rostros personas totalmente validadoras del tema y lo sé por su movimiento de cabeza siguiendo lo que digo, porque su postura es presta y de atención, por lo que las hago parte de la facilitación señalándolas, invitándolas a participar, mirándolas con mayor frecuencia, y allí es donde ocurre otro momento mágico porque esta personas se vuelven influenciadoras positivas del momento y reafirman lo que se está viviendo.

3. La magia de la emoción

Para que una intervención ante un público logre su objetivo o al menos un alcanzable positivo en los asistentes, hay que utilizar sin ninguna duda el efecto causar emoción…y tú me dirás ¿Que es este efecto? Es que durante tu acompañamiento las personas se puedan sentir emocionadas y preferible con varias emociones, por ejemplo colocar música al inicio, al descanso y al final con el fin de incentivar hormonas de la felicidad y plenitud, o durante tu acompañamiento un video poderoso, si compartes una historia la cuentes muy dramático y explícitamente, igual manejando tu tono de voz (traer el poder de la paralingüística en un contexto) sé dramático con tu rostro y cuerpo y nunca olvidar ser impecable con tus palabras (reconociendo esta gran enseñanza de Miguel Ruiz en los 4 acuerdos).

Nota importante: Para llegar a causar el efecto emoción, recuerda que debes buscar llegarle a todos los sentidos ya que no todos son emocionados por lo visual hay mucho que lo hacen con la escucha y otros con el cuerpo.

4. Lo que en verdad importa…

  • Realiza siempre la mirada de lince y esto es cubriendo toda la estepa como cuando se va de caza, mirando a la mayor cantidad de personas que puedas cubriendo todo el territorio. Los ojos tienen un poder incalculable de validación.
  • Con tus manos realiza varias posturas que den validación al otro, manejándolos tan asertivamente que lo positivo lo señalas adentro y lo negativo afuera…esto causa una magia que te vincula a la manada…
  • Utiliza tu mano como flecha para señalar lo positivo de un aporte que realizo un participante.
  • Utiliza si el momento y el escenario lo permite, pequeños toques a los asistentes.
  • Siempre ten una escucha activa, validadora y abierta de juicios

Cada persona que asiste a tu intervención en público es única y tú das una magia gigante cuando le refuerzas esto. ¿Cómo lo haces? te doy algunos ejemplos de lo que puedes hacer…

5. Por último, un cierre inolvidable

De los momentos más bellos para mí que hay, es cuando al final de un compartir por medio de una conferencia, taller o interacción queda un sabor dulce y una sensación de satisfacción en el alma y el corazón, dicen valió la pena este tiempo aquí y ahora.

Muy bien y para que esto ocurra es de alto valor haber logrado la atención y el interés del público durante el tiempo compartido, con un tema importante, llamando la emoción y sobre todo dando lo mejor de ti desde la palabra, el movimiento de tu cuerpo y la honestidad de tu ser.

Unos tips importantes para un buen cierre:

  • Unir el cierre con lo dicho al principio y así hacer toda una Gestalt, recordemos que el cerebro siempre buscara cerrar círculos y lo que abrimos lo debemos cerrar.
  • Hacer una actividad lúdica, con bombas, con música, con un video impactante, con reflexiones, con metáforas…en fin el nivel de todos debe quedar alto con carga emocional.
  • Dar las gracias de una forma honesta, vibrante y franca, esto siempre hace una bella conexión para próximos encuentros.

Como te escribí al principio quería compartirte estos 5 momentos mágicos (sé que pueden ser muchos más…) que vivo en cada acompañamiento con diferentes personas y que considero de alto valor, espero lo sean igual para ti e igualmente haberte aportado algo útil en tu vida y más si te dedicas a esta bella labor de acompañar a otros a lograr su mejor versión. Me pongo a tu disposición si en algún momento deseas que hablemos y expandamos conocimiento mutuo sobre este tema y muchos más de Coaching, Programación Neurolingüística y Kinesia que son temas apasionantes de alta ayuda para todos nosotros…

Con aprecio,

Diana Villa

Suscríbase a nuestras lecciones gratuitas y descargue nuestro ebook: "100+ tips de Comunicación No Verbal":