Un ejercicio (Bastante lúgubre) para ayudarte a tomar decisiones:

Por en la categoría Emprendimiento

Cuando Jeff Bezos fundó Amazon.com con 300.000 dólares de sus padres, consideró que tenía un 70% de probabilidades de fracasar; un cálculo bastante optimista considerando que solo un 10% de los startups logran tener éxito.

Aún así sabía que arriesgarse era una parte necesaria, aunque terrorífica, del proceso de emprender un negocio.

Bezos usó lo que llama ‘marco de minimización del arrepentimiento’, para solidificar su decisión de crear Amazon.

En otras palabras, se preguntó a sí mismo cómo se sentiría con 85 años de edad y recordando esa decisión de su vida. ¿De que podría arrepentirse más: de emprender y fracasar estrepitosamente, o de nunca haberlo intentado?.

Así se decidió por lanzarse con su empresa y ya conoces el resto de la historia.

Según el Doctor Daniel Goodman, psiquiatra de Harvard y emprendedor, Bezos consiguió una manera de resolver un conflicto por el que todos pasamos en algún momento.

“Con decisiones complejas, es difícil tomar una decisión; ni siquiera sabemos qué proceso debemos seguir para tomarla”, dice.

Puede ser difícil definir metas y valores, particularmente cuando los resultados pueden ser ambiguos e intangibles por muchos años. Goodman afirma que “Preguntarte qué sería lo que pensaría tu yo futuro sobre lo que estás pensando en este momento, es una poderosa técnica de perspectiva que puede identificar qué es lo que más te importa”

Este proceso puede ser muy valioso al darnos una luz sobre qué es lo que realmente queremos de nuestra vida profesional; y de esa manera poder enfocar nuestros esfuerzos en conseguirlo.

El ejercicio del epitafio

Un ejercicio similar es el de imaginar lo que diría tu epitafio: ¿Cómo quieres que te recuerden? Cuando la gente piense en ti, ¿Cuál sería la frase más importante que te definiría?

¿Sería algo memorable?

Imagina que tu vida terminara el día de hoy; ¿Qué diría entonces? ¿Qué tan distintos serían los dos?

La enseñanza más importante de este lúgubre aunque útil ejercicio es: Tómate el tiempo necesario para definir tus valores y metas a largo plazo, y mantente enfocado en tu propio progreso, que está totalmente bajo tu control.

2017-10-14T16:33:47+00:00

Sobre el autor:

Comunicadora digital especialista en marca personal, supervisora de contenidos para lenguajecorporal.org. Devoradora de libros como pasión, cinéfila por convicción. Tutora en nuestro Campus Virtual.